Embarcaciones de recreo y sus licencias

¿Alguna vez has pensado en pasar tus vacaciones en alta mar?

Es una forma relajante y eficaz de decir adiós a la rutina diaria. Si lo que os gustaría sería enganchar vuestro remoque para barcas e irte a disfrutar del mar o de tu lago favorito, sigue leyendo, ya que te traemos información para que podáis realizar esta actividad por vuestra cuenta, ¿conocéis lo que son las embarcaciones de recreo?

¿Qué es una embarcación de recreo?

Las embarcaciones de recreo son barcas que, mayormente, se conocen como yate y se utilizan con fines recreativos la mayoría de las veces.

Al estar hablando de estos barcos de gran tamaño pero que nada tiene que ver con los que se utilizan de forma laboral, no significa que no se necesite un título específico y una tripulación concreta para poder navegar tranquilamente por el mar.

Se considera una embarcación de recreo a aquel vehículo marino que se encuentra entre los 2 metros y medio y los 24 de anchura, sin importar cual sea su medio de propulsión.

¿Qué tipos de embarcaciones o barcas de recreo existen?

Aunque nos hemos referido a un yate en un primer momento para hablar de las embarcaciones de recreo, existen otros elementos que entran dentro de esta categoría.

Al fin y al cabo, cualquier vehículo que se utilice en mar con fines recreativos y lúdicos entrarían dentro de esta categoría.

Yate

Suelen ser los más lujosos y deseados para este tipo de actividades marinas. Su tripulación no puede superar los 12 pasajeros y, debido a sus grandes dimensiones, permite disfrutar del mar sin sufrir el oleaje. Si buscas tranquilidad y calma, es el indicado.

Embarcación de vela

Ayudándose de la brisa marina, se ponen en marcha. En ocasiones, los catamaranes, que también se llaman así, pueden incluir motor o simplemente dejarse llevar por el viento.

Son muy llamativos para los paseos por mar y se recomienda llevar alguna chaqueta, aunque sea verano.

Embarcación flotante

Los kayaks, las piraguas, etc., se encuentran dentro de lo que consideramos una embarcación flotante. Se trata de un pequeño vehículo que se mantiene deslizando sobre el mar gracias a la interacción del motor con la propia estabilidad marina.

Lanchas y motos náuticas

Para los amantes de la adrenalina, las lanchas o las motos son la opción ideal. Manteniéndote de pie y estable, puedes utilizar este vehículo para practicar deportes acuáticos que permitan ir a rápida velocidad por la costa.

Existen diferencias entre unos y otros, por ejemplo, puedes pescar en una lancha y no en una moto. Pero ambos están recomendados para ese público que quiere sentir el viento en la cara y surcar velozmente las calas o simplemente el mar.

¿Qué permisos o licencias necesitas según la actividad y la barca de recreo?

Esto es realmente importante porque el permiso de embarcaciones de recreo varía según el tipo de vehículo y el título que vayamos a obtener.

Para empezar, necesitas una licencia de navegación en las costas españolas que te permitan distanciarte de la costa y solo durante las horas en las que haya sol.

Lo primero que tienes que saber es que las embarcaciones flotantes comentadas no necesitan de ningún tipo de titulo para utilizarlas, aunque si quieres alejarte de la orilla más de dos millas, necesitarás la licencia comentada.

¿Cuáles son las licencias de navegación que se necesitan para cada caso?

Patrón de moto náutica 

Este es el título necesario si lo que buscas es manejar una moto acuática inferior a 55 C.V. (41 kilovatios). Está permitido que los menores de edad (mayores de 16) puedan obtenerlo con el consentimiento de sus padres.

Patrón de moto náutica 

En este caso, estamos hablando de vehículos entre los 55 C. V. y los 110 C. V. También está permitido que los mayores de 16 puedas adquirir este permiso. En ambos casos, tendrán que superar un examen práctico

Patrón de moto náutica 

Con requisitos similares al anteriormente expuesto, podrás superar los 110 C. V. y no tendrás ningún tipo de límite.

Patrón para la navegación básica 

Si quieres sacarte la licencia de patrón de la navegación básica

Tendrás que realizar un curso en donde realizarás prácticas de seguridad, conocerás el reglamento de las radiocomunicaciones, se practicará un psicotécnico y obviamente unas pruebas prácticas.

De esta forma,  podrás manejar barcos de 8 metros de eslora y alejarte 5 millas de la costa.

Patrón de embarcaciones de recreo

Para ser patrón de embarcaciones de recreo tendrás que examinarte de todo lo anteriormente mencionado y, además, de un curso de radio operador.

Así, podrás manejar vehículos de hasta 15 metros de eslora y alejarte 12 millas de la costa si lo deseas.

Patrón de yate

Con este título llamado el Título de Patrón para las Embarcaciones de Recreo podrás ya manejar este gran barco que puede alcanzar hasta los 24 metros de eslora. Además, podrás navegar hasta 150 millas de distancia.

Capitán de yate

Este el título más grande de todos que te permitirá surcar los mares sin ningún tipo de limitación geográfica. Es el mayor de todos los títulos y te permite navegar cualquier tipo de vehículo, aunque no sea un yate.

Disfruta de actividades recreativas en el mar

Ahora, ya sabes todo lo necesario para prepararte para conseguir la licencia de embarcaciones de recreo que quieras. Existen de muchos tipos y te servirán para toda la vida.

Disfruta de las vacaciones a lo grande y prepárate para el verano, ¿qué vehículo náutico te gusta más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.