Portabicicletas y sus normativas

En Remolquesymas somos una tienda especializada en todo tipo de remolques y accesorios para el coche, en el blog de hoy os hablaremos de los diferentes tipos de portabicicletas existentes y las diferentes normativas que deben cumplir.

Para empezar, vamos a repasar la lista y posteriormente pasaremos a agruparlos dependiendo de su ubicación en el vehículo, para dar detalles más concretos de cada tipo. Los diferentes tipos de remolques son:

  1. Portabicicletas de techo: Se ubican en la parte superior del coche como los cofres.
  2. Portabicicletas de portón: Se ubican en la parte trasera y sobre el portón
  3. Portabicicletas de rueda 4×4: Se posicionan sobre la rueda exterior de nuestro vehículo.
  4. Portabicicletas de bola: Se enganchan sobre la bola posterior del vehículo.

 

Dependiendo de la localización tenemos:

1) Portabicicletas ubicados en la parte superior del coche

En cuanto a la normativa no requiere ningún paso extra, eso sí, conviene recordar que nuestro vehículo será mucho más alto y deberemos tener cuidado si no queremos dañar nuestras bicicletas.

Portabicicletas de techo

Como bien dice el nombre y podemos ver en la foto, ubicaremos nuestras bicicletas sobre el techo de nuestro vehículo. Un requerimiento básico será de disponer de barras de techo en nuestro vehículo para anclar este tipo de portabicis. Recuerde que requiere esfuerzo el levantar las bicicletas hasta la altura del techo de nuestro vehículo.

Como principal desventaja, nuestro automóvil se verá afectado aerodinámicamente. Mientras que como ventaja no hará falta desmontarlo cada vez que dejemos de usarlo y además ocupan poco espacio una vez recogidos.

 

2) Portabicicletas ubicados en la parte posterior del vehículo

Puesto que los tres últimos tipos de portabicicletas se encuentran en la parte posterior del auto todos ellos deben cumplir la misma normativa:

“La carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos de tal forma que no puedan

a) Arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa.

b) Comprometer la estabilidad del vehículo.

c) Producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas.

d) Ocultar los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos obligatorios y las advertencias manuales de sus conductores.”

“En todo caso, la carga que sobresalga por detrás de los vehículos a que se refieren los apartados 2 y 3 deberá ser señalizada por medio de la señal V-20 a que se refiere el artículo 173 y cuyas características se establecen en el anexo XI del Reglamento General de Vehículos. Esta señal se deberá colocar en el extremo posterior de la carga de manera que quede constantemente perpendicular al eje del vehículo. Cuando la carga sobresalga longitudinalmente por toda la anchura de la parte posterior del vehículo, se colocarán transversalmente dos paneles de señalización, cada uno en un extremo de la carga o de la anchura del material que sobresalga. Ambos paneles deberán colocarse de tal manera que formen una geometría de «v» invertida”

Es decir, la carga no deberá en ningún momento obstaculizar la visión del alumbrado, placas o distintivos obligatorios. Además, toda carga que sobresalga posteriormente deberá ser señalizada con la placa V20 y en el caso de que la carga sobresalga también lateralmente del ancho del vehículo deberemos colocar dos placas V20 (siempre que no rebase la anchura de los espejos, en caso contrario no podrá ser transportada), como muy bien se puede apreciar en la foto de la revista de la DGT.

Portabicicletas de portón

Este tipo de portabicicletas puede ser el más complicado de instalar, pero con el tiempo su instalación se puede llegar a hacer de forma rápida. Dependiendo del modelo podremos transportar hasta un total de 4 bicicletas. Se trata de una opción económica pero que puede dificultar o imposibilitar el acceso al maletero.

Portabicicletas de rueda 4×4

Este modelo de portabicicletas es similar al de portón, pero en este caso el enganche se realiza sobre la rueda supletoria exterior de nuestro vehículo. Esta versión esta adaptada a la configuración de este tipo de vehículos, ya que en la parte posterior no siempre es posible llevar  otro tipo de portabicicletas. Debido al peso que pueden soportar lo mas habitual es transportar hasta 2 bicicletas.

Portabicicletas de bola

En este caso nos encontramos con la opción mas cara, pero que a su vez la mas extendida debido a su comodidad y fácil instalación. Nos permite transportar hasta un total de 4 bicicletas. Un de las pegas es que no todos los coches cuentan con la bola y su instalación debe estar homologada. Mientras que su gran ventaja es su instalación y que permite en la mayoría de casos acceso al maletero.

¿Cuál es tu favorito? ¿Tienes alguna duda? Déjanos tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.